Descorche

Existen diferentes tipos de sacacorchos en el mercado; no importa cual utilice, lo que importa es que lo haga con cuidado, ya que si bien los vinos jóvenes no requieren precauciones especiales, los vinos de reserva sí hay que manejarlos con delicadeza ya que pueden tener sedimentos en el fondo de la botella.

copa

Existen diferentes tipos de sacacorchos en el mercado; no importa cual utilice, lo que importa es que lo haga con cuidado, ya que si bien los vinos jóvenes no requieren precauciones especiales, los vinos de reserva sí hay que manejarlos con delicadeza ya que pueden tener sedimentos en el fondo de la botella.

Sujete la botella colocándola sobre una superficie plana y corte la capsula con la ayuda de la navaja del descorchador por debajo del ensanchamiento del gollete para retirar la parte superior. Esto evitará todo contacto del vino con el metal, ya que ciertas cápsulas de vinos de reserva son de plomo.

Para eliminar el polvo o el posible moho, limpie la botella, así como la parte superior del corcho, con un paño limpio. Introduzca la punta del sacacorchos justo por el centro del corcho y, gírelo suavemente manteniéndolo recto hasta que el inicio de la rosca llegue al corcho cuidando no atravesarlo.

Jale suavemente el corcho del cuello de la botella deteniendo siempre la botella. Huela el corcho ya que así tendrá una idea del estado en el que se encuentra el vino y podrá detectar con facilidad su estado.