Variedades Blancas

La uva Chardonnay es originaria de Borgoña y es la más popular y apreciada de las uvas blancas en el mundo por su aroma y untuosidad. Se adapta muy fácilmente al clima y al suelo en el que se le cultiva, lo cual permite que se pueda encontrar entre cepas tintas. Al ser de fácil cultivo, es muy próspera y poco delicada en sus cuidados de campo. Ofrece vinos de color amarillo con reflejos verdosos y suele presentar aromas de frutas tropicales, levadura y lácteos, dependiendo de la región en la que se encuentre.

Es la variedad más apta para la maduración en barrica, lo que le otorga una intensidad de sabor que no se consigue con otros procesos. Con ella se elabora el clásico chablis y es una de las tres variedades utilizadas para elaborar el Champagne.

Anjou, Francia, es su lugar de origen, aunque se encuentra en muchos países como Australia, Nueva Zelanda, California, etc. Esta uva posee dos características principales: acidez y sensibilidad para contagiarse de la Botrytis (hongo). Requiere mucho sol porque es de lenta maduración. Puede dar vinos vinos espumosos secos y afrutados y vinos dulces, equilibrados con sabor a miel. Es recomendable para los vinos de vendimias tardías, cuyas uvas sufren la podredumbre noble.

Originaria de Alemania, esta uva se adapta muy bien al suelo en el que se le cultiva. Ofrece vinos con una acidez y un dulzor perfectamente equilibrados y madura tardíamente; si el otoño es caluroso, proporciona vinos dulces espléndidos, aunque sus rendimientos son relativamente bajos.

A partir de esta variedad pueden obtenerse vinos de tendencia dulce, vinos para ser bebidos jóvenes o para añejar incluso durante decenios. Se le encuentra también en Austria, Italia, España, Francia, Estados Unidos, Nueva Zelanda y Australia.

Esta uva es originaria de Burdeos, Francia. Se le considera una variedad clásica y una de las uvas más finas junto con la Chardonnay. Su cultivo se ha extendido desde Nueva Zelanda, con vinos muy afrutados, hasta California donde adoptó el nombre de “Fumé Blanc” (envejecido en roble), pasando por México, Chile, Argentina, Italia, Austria y por supuesto España, con los vinos de la región de Rueda, llamándoles “Rueda de Sauvignon”.

 

La uva Semillón es longeva y se une a la madera tan bien como la Chardonnay, pero a diferencia de ésta última es raro encontrarla sola. Por lo general, une sus fuerzas a la Sauvignon Blanc en los vinos secos y licorosos de Burdeos. Esta uva, cuando es atacada por la Boytritis (hongo), llamada podredumbre noble, conserva un alto grado de azúcares en el jugo de la uva. Se recolecta desde septiembre hasta diciembre, debido a que es necesario esperar pacientemente a que cada uva adquiera el aspecto de pourri plein (uva podrida) que le otorga la enfermedad. Un vino sauterne de un buen año puede convertirse en un placer sublime: dulce, de rica textura, aroma a flores y brillante color dorado.

La uva Gewürztraminer, delicada y aromática, gusta a muchos amantes del vino. Con ella se producen vinos dulces y semidulces en Alemania y Alsacia, así como en Nueva Zelanda y el sur de Chile.

 

El vino blanco elaborado con la uva Torrontés es el vino blanco más típico de Argentina y sus características se consideran únicas en el mundo. Aunque su origen es incierto, probablemente está relacionada con la uva moscatel. Se le cultiva en todas las zonas vinícolas de Argentina, pero principalmente en Cafayatte (Salta) y y el Valle de Chilecito (La Rioja).