Cena de maridaje ¿Qué debo hacer y qué no?

2022-05-29T11:45:42-05:00

La cena de maridaje está relacionada con el arte de combinar platos y vinos. Podrás identificar que es una cena de este tipo, cuando notes una perfecta combinación entre aromas, colores y sabores. Y es que llegar a ese punto exacto, hará que los presentes puedan disfrutar de una sensación fantástica y única. Revisa lo que te traemos a continuación.

 

Consejos para una cena de maridaje

Sabemos que preparar este tipo de cena, no es fácil, así como tampoco lo es, ir a una de ellas por primera vez. Por eso, aquí vas a encontrar algunos consejos prácticos, no importa si eres anfitrión o invitado, ahora sabrás que debes hacer y qué no.

 

Consejos para anfitriones

Si ya has tomado el reto de hacer una cena de maridaje, entonces, este apartado es para ti. Mira estos consejos e ideas:

De antemano debes saber el menú, la cantidad de platos que vas a servir y el vino que usaras, de acuerdo al tipo de comida. Recuerda ir desde el vino más joven hasta el que tenga más tiempo de crianza;

No te compliques. Las preparaciones pueden ser sencillas, pero de calidad, y si van acompañadas con buenos vinos te harán quedar muy bien; Los platos que requieren poca preparación suelen combinar a la perfección con vinos jóvenes, y los que requieren más tiempo con vinos con crianza e incluso reservas.

Revisa la temperatura. Siempre ten presente la temperatura ideal para cada vino. No hay nada más desagradable que tomar un vino en una cena con maridaje a una temperatura no adecuada; La temperatura de servicio es de vital importancia.

Usa copas de cristal y que sean las adecuadas. Cada vino tiene su copa. Así que, es bueno que conozcas el uso de cada copa. El vino es la música y la copa su altavoz.

 

En la armonización o maridaje, existente seis reglas genéricas muy sencillas a tener en cuenta:

– Los vinos ácidos combinan bien con platos grasos. La acidez nos limpia o barre la grasa del paladar.

– La acidez de un vino puede disminuirse con comidas ligeramente dulces o saladas.

– Los vinos dulces con platos que también lo son, pero hay que saber controlar sus intensidades para que no resulte empalagoso.

– Los vinos dulces con quesos salados, ya que la dulzura del vino limpia la salinidad del lácteo en boca.

– Las sensaciones tánicas del vino se reducen con alimentos ricos en proteínas y grasas, y se aumentan combinándolos con comidas saladas.

– Un grado alcohólico alto en un vino puede anular los sabores delicados de los platos.

 

También lee “TIPS PARA EL MARIDAJE PERFECTO CON CARNE”

 

Utilizar maridajes genéricos como “este vino es ideal con pollo” puede conducir a error ya que las cocciones, las salsas y las guarniciones suelen influir más en el gusto dominante del plato que el producto principal.

Recuerda que tus invitados son los protagonistas, así que, considera si son expertos o no en el tema. Usar vinos suaves, será de mucha ayuda, para que todos tus invitados, en general, puedan apreciar más la cena. Además, no vayas a servir la cena muy caliente o las bebidas en copas húmedas, pues esto perjudica los sabores.

 

Consejos para invitados

¿Te han invitado a una cena y maridaje de vinos y no sabes qué hacer? Para quedar bien en una cena de maridaje debes tener en cuenta algunos detalles:

Toma tu tiempo. Degusta cada vino acompañado de la cena con tranquilidad;

Evita ser descortés. No vayas a acabarte el vino antes de tiempo, ni dejes el plato a la mitad. Aunque la bebida se sirve primero, no tienes que tomarla toda de una vez;

Es una cena, no un bar. No debes tomar más de la cuenta, pues la finalidad de éstas cenas, es que pruebes cada sabor y deguste cosas diferentes.

La mejor cena de maridaje, es aquella en la que logras disfrutar al máximo de los sabores de la comida y el vino.

 

Fuente: https://www.cursocatadelvino.com

Visita nuestra tienda en línea



También te recomendamos estos vinos:

Deja tu comentario