3 curiosidades sobre las botellas de vino

2020-09-18T10:54:01-05:00

Existen tipos de botellas de vino con diferentes formas y colores. Encontramos también distintos tamaños. Las botellas del cava son diferentes a las del vino tinto. ¿Sabes por qué? Te lo contamos en este post.

¿Por qué las botellas de vino tienen el tamaño de 75 cl.?

Es una pregunta que puede hacerse cualquier aficionado al vino. ¿Y por qué no un litro, que es el tamaño habitual en muchas otras bebidas?

La explicación tiene que ver con la capacidad pulmonar humana, pues las primeras botellas de vino se fabricaban una a una, soplando el vidrio por un tubo.

Un buen soplador difícilmente alcanzaba un tamaño mayor al de 75 cl. Aunque resulta lógico que las botellas sopladas manualmente diferían en algunos centilitros una de otra, debido a su elaboración artesanal.

Esa medida se fue manteniendo incluso cuando las botellas de vino comenzaron a fabricarse industrialmente, siendo actualmente el tamaño más frecuente.

 Las puedes distinguir por sus hombros

Las botellas más comunes son las bordelesas, con los hombros redondeados.

Las borgoñonas tienen los hombros en forma de cono y las llamadas renanas son las más alargadas.

Actualmente muchos vinos se embotellan en botellas de vino troncocónicas, cuyo cuerpo cilíndrico termina en hombros angulosos.

Las botellas de espumosos, preparadas para resistir los seis kilos de presión que se producen en la segunda fermentación en botella, suelen tener las paredes gruesas, la base reforzada y un gollete (circulo en relieve junto a la boquilla) donde se asegura la chapa y posteriormente el corcho.

¿Cómo se llaman las botellas de vino grandes?

Los tamaños grandes tienen nombres de reyes, patriarcas o personajes bíblicos. Son tamaños infrecuentes, que suelen reservarse para celebraciones, conmemoraciones o añadas excepcionales de algunos vinos.

A partir del tamaño de 1,5l llamado Mágnum, los nombres de las botellas y capacidades toman dimensiones bíblicas.

Su manejo resulta complicado y sus rimbombantes nombres difíciles de memorizar:

– Jeroboam (3 litros) Toma su nombre de un Rey de Israel.
– Rehoboam (4,5 litros) Como el hijo del Rey Salomón.
– Matusalem o Imperial (6 litros) Como el patriarca conocido por su longevidad.
– Salmanazar (9 litros). En honor al que fuera Rey de Asiria y Babilonia.
– Baltasar, 12 l. Uno de los tres Reyes Magos.
– Nabucodonosor, 15 litros. Rey de Babilonia.

Fuente: https://www.winestyletravel.com/articulo-blog/cinco-curiosidades-botellas-de-vino/



También te recomendamos estos vinos:

Deja tu comentario